John George Brown (Reino Unido, 1831-1913)

autorretrato03.jpg  
  
Nació en Durham (Reino Unido) en 1831, trasladándose a los Estados Unidos en 1853. Estudió en Newcastle upon Tyne, en la Edinburg Academy, y en Nueva York bajo la tutela de Thomas Seir Cummings en las escuelas de la National Academy of Desing, de la que fue miembro a partir de 1863.
  
20a-story-of-the-seabrownb.jpg 21autumn-landscape-shelburne-vermontbrownb.jpg 27deer-hunter-in-the-woodsbrownb.jpg
  
87the-cherry-pickerbrownb.jpg 88the-coming-squallbrownb.jpg 89the-daydreambrownb.jpg 97the-little-servantbrownb.jpg
  
02a-confabbrownb.jpg 04a-street-fairbrownb.jpg 06banana-boybrownb.jpg 07a-joint-investmentbrownb.jpg
  
En la década de 1860 empezó a darse a conocer gracias a su especialización en una temática humorística de niños jugando o haciendo deporte, símbolo de la inocencia perdida del país y la esperanza en el futuro, que cuajó en el ambiente social perturbado por la Guerra Civil Americana.
  
119winter-sports-in-the-gutterbrown.jpg 127juegos-de-inviernobrownb.jpg 05a-thrilling-momentbrownb.jpg
  
36-give-me-a-swingbrownb.jpg 43kite-flyersbrownb.jpg 113-three-girls-on-a-swing-brownb.jpg 107the-tomboybrownb.jpg 
  
Creó un ambiente de nostalgia en cuadros tales como El chico de las bayas -1- o Cruzando el arroyo -2-, en los que ofrecía una visión poética de la infancia del mundo rural.
  
El chico de las bayas -1- recoge la quintaesencia del chico del país: cara fresca y sonriente, un joven robusto que se apoya sobre un muro de piedra donde ha dejado un cobo repleto de bayas. Su camisa blanca, tirantes, un sombrero arrugado bien calado, son elementos muy utilizados en las pinturas campestres de Brown. El muchacho muestra una salud radiante y un espíritu henchido por la luz brillante del sol, un conjunto que completa la idílica escena. Brown mostró otros chicos similares en otras tantas escenas exteriores en la década de los 70, consolidando una moda que iniciaron pintores precedentes, como Eastman Johnson.
  
El chico de las bayas -1- -1-
  
En Cruzando el arroyo -2-, muestra a una niña campesina cruzando con sus pies descalzos un arroyo limpio y transparente, con su traje de domingo arremangado y su sombrerito en la mano. La luz del sol se refleja en el arroyo envuelto de gran vegetación. La escena da una sensación de paz y tranquilidad.
  
Cruzando el arroyo -2- -2-
  
Inspirado por Johnson en la elección de los temas de sus pinturas, Brown desarrolló sin embargo su propia interpretación y un estilo muy personal. Acentuó la narrativa y el detalle anecdótico, modeló unas estructuras mucho más elaboradas, unas pinceladas más abigarradas. También prefirió mostrar la luz del sol filtrada por el follaje del bosque, una luz que iluminaba lugares muy concretos, como en El chico de las bayas -1-, donde la luz contornea la figura del muchacho de forma muy expresiva, dejando el interior ligeramente oscurecido. Brown usó ese tipo de luz para acentuar el triángulo formado por los brazos del muchacho ya línea del muro de piedra, reforzando la estructura geométrica del cuadro.
  
01-a-breezy-morningbrown.jpg 12blackberry-pickingbrownb.jpg 58returning-homebrownb.jpg 13broken-parasolbrownb.jpg
  
03a-new-weightb.jpg 15a-liberated-womanbrownb.jpg 26dear-old-granniebrownb.jpg
  
71taking-a-breakbrownb.jpg 72the-anxious-momentbrownb.jpg 73the-bootblackbrownb.jpg 86el-ramito-brownb.jpg
  
Fue también muy popular una serie de cuadros dedicada a los chicos de la calle de Nueva York, en la que representa diversas escenas urbanas profundamente narrativas. Fueron representadas en multitud de formatos distintos, lo que proyectó su obra a un público muy amplio.
  
70sympathybrownb.jpg 08against-his-willbrownb.jpg 09best-friendsbrownb.jpg 29dont-movebrownb.jpg
  
En 1866 fue miembor fundador de la Water-Color Society, de la que fue presidente entre 1887 y 1904. De 1899 a 1904 fue vicepresidente de la National Academy of Design, promoviendo su traslado a la 110th Street de Nueva York.
  
Siempre se ciñó a una misma temática: niños de la calle, limpiabotas, vendedores de prensa… Sus obras Comiéndose las ganancias -3- , Su favorito -4-,  Dame fuego -5-,  El repartidor de prensa -6-,  Mi mejor amigo -7- , La pelea -8-, Tres claveles para hoy -9-, El jefe de la pandilla -10-,  Ruido infernal -11-, La vendedora de flores -12-, El limpiabotas -13-,  Día de San Valentín -14-Adoración -15- o  La niña de las flores -16-, son un buen ejemplo de su exitoso talento.
  
30eating-the-profitsbrownb.jpg -3-                 40his-favorite-petbrownb.jpg -4-       
  
35give-him-a-lightbrownb.jpg -5-                 52newsboybrownb.jpg -6-
  
Mi mejor amigo -7- -7-                  La pelea -8- -8-
  
Tres claveles para hoy -9- -9-                        El jefe de la pandilla -10- -10-
   
Ruido infernal -11- -11-                   La vendedora de flores -12- -12-
   
El limpiabotas -13- -13-                     D�a de San Valent�n -14- -14- 
   
Adoración -15- -15-                 La niña de las flores -16- -16-                                      
  
Brown representa un buen ejemplo de cómo un pintor británico de calado dickensiano adaptó su arte a los elementos y la sociedad norteamericana. Profundamente narrativo, ejecutaba con precisión minuciosa, pero su paleta carecía de la brillantez de colores variados, siendo más popular que admirado por la crítica.
  
10a-leisure-hourbrown.jpg 69swinging-on-a-gate-southampson-new-yorkbrownb.jpg 58returning-homebrownb.jpg 25daisy-mccomb-holding-a-pink-rosebrownb.jpg
  
19an-idle-hourbrownb.jpg 14coming-thro-the-ryeb.jpg 47homeconfortbrown.jpg
  
23courtingbrownb.jpg 28delivery-boybrownb.jpg 32eyeing-the-fruit-standbrownb.jpg 33fieldhand-with-scythebrownb.jpg
37have-a-gamebrownb.jpg 39golden-locksbrownb.jpg 42i-wont-gobrownb.jpg 41how-dyebrownb.jpg
  
45have-a-drinkbrownb.jpg 46he-toils-at-eightybrownb.jpg 49jersey-mudbrownb.jpg 51my-pardnerbrownb.jpg
  
53not-to-be-trifled-withbrownb.jpg 56portrait-of-miss-gibsonbrownb.jpg 57putting-on-airsbrownb.jpg 71taking-a-breakbrownb.jpg
  
59school-boundbrownb.jpg 64shoe-shine-boybrownb.jpg 65shoe-shine-boybrownb.jpg 66shoe-shine-boybrownb.jpg
  
67shoe-shine-boy-with-his-dogb.jpg 95the-lessonbrownb.jpg 96the-little-jokerbrownb.jpg 98the-little-shoe-shine-boybrownb.jpg
  
99the-little-strollersbrownb.jpg 100the-new-puppybrownb.jpg 101the-picnicbrown.jpg 
  
105the-swingbrownb.jpg 106the-tin-cupbrownb.jpg 108the-two-musiciansbrown.jpg 136portrait-of-the-artists-daughter-brownb.jpg
  
110the-young-apple-salesmanbrownb.jpg 111the-young-artistbrownb.jpg 114thus-perish-the-memory-of-our-lovebrownb.jpg 115two-girls-on-a-swingbrownb.jpg
  
117waiting-for-her-suiterbrownb.jpg 118when-i-was-youngbrownb.jpg 122young-recruitsb.jpg 131hija-revolucion-brownb.jpg
  
109-the-village-cobbler-bownb.jpg 121young-girl-with-flowersbrownb.jpg 128a-young-girl-by-the-windowbrownb.jpg 129coming-over-the-hillsbrownb.jpg
  
131el-limpiabotas-brownb.jpg 133bienvenidabrownb.jpg 11a-surprise-partybrownb.jpg 134boywithsnowallbrown.jpg
  
22coming-up-shortbrownb.jpg 38heels-over-headbrownb.jpg 48in-good-handsbrownb.jpg
  
50marching-alongbrownb.jpg 60look-out-for-the-engine-while-the-bell-ringsbrownb.jpg 61old-memoriesbrownb.jpg

62onthehudsonbrownb.jpg 63plotting-mischiefbrownb.jpg 85the-bully-of-the-neighborhoodbrownb.jpg
  
91the-foundlingb.jpg 93the-gangbrownb.jpg 94the-industrious-familybrownb.jpg
  
102the-picnic-basketbrownb.jpg 104the-sidewalk-dancebrownb.jpg 120woman-seated-at-windowbrownb.jpg
  
130descansomediodiabrownb.jpg 135lagranjerabrown.jpg 132sleeping-angel-brown.jpg
  
137elviejocurtidorbrownb.jpg 138descansoenlaplayabrownb.jpg 139courtesyofcantorbrownb.jpg
  
140lasdamasbrown.jpg 141ninadenuevayorkb.jpg 142claimingtheshotafterthehuntintheadirondacksbrownb.jpg
  
Autorretratos 1 y 2 00autorretrato02.jpg Dos autorretratos

10 comentarios to “John George Brown (Reino Unido, 1831-1913)”

  1. el cuadro nº6 es espectacular, cuando lo he visto me ha transportado a los Estados Unidos…fascinante

  2. verónica Says:

    Me encanto, hermoso, además de mostrar mucha inocencia.

  3. ¡Me encanta!

    Retrata tan bien el tipo de vida que llevaban esos niños de la calle, las expresiones de sus caras, sus compañeros inseparables (perritos), son unos cuadros que me emocionan. Sigue ampliando por favor….

    Un saludo

    Dafne

  4. Qué maravilla de obra. No conocía a este artista. A partir de hoy será uno de mis favoritos.

    Un saludo afectuoso.

  5. Renata:

    También es uno de mis favoritos. Adoro sus gatitos y sus perritos….

    Un abrazo.

    Ninona.

  6. martina Says:

    Lindo muy lindo.

  7. Martina:

    Muchas gracias por tu comentario.

  8. Fantastico!!!
    Maja fuit hic…

  9. Maja:

    Excepcional!!!!

  10. María Hincapié Olarte Says:

    Ninona Entrar a observar a John George Braun y su obra es acogedor como un pintor Europea se sale de los grandes salones y ve material urbano en la población más vulnerable, los niños, los perros que se convierten en amigos inseparables, los niños de color, los oficios de la calle como los lustra botas, recordare estos nuevos rostros. Felicitaciones por este acierto de publicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: