Archivo para febrero, 2008

Giovanni Boldini (Italia, 1842-1931)

Posted in Boldini with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on febrero 24, 2008 by Ninona
  
  boldini-01.jpg 
    
Nació en Ferrara. Fue un pintor muy conocido en su tiempo, de estilo academicista, muy purista, que, dotado de una gran técnica, era capaz muy pronto de imitar a Rafael y a los grandes pintores de vistas venecianas como Canaletto o Bellotto.
  
boldini-con-amigos.jpg  
   
Dado su precoz genio, siendo muy joven empezó las lecciones de dibujo en Ferrara. En aquellos inicios sintió una gran fascinación por los pintores del Quattrocento italiano.    
  
 boldini-en-su-estudio.jpg
  
Hacia el año 1862 ingresa en la Academia de Bellas Artes de Florencia, convirtiéndose en discípulo de Enrico Pollastrini. Frecuenta en Florencia el Caffé Michelangelo, centro de reunión de los principales artistas de la ciudad, donde se discute sombre arte y las nuevas tendencias.
  
 01madame-leclanche-boldini.jpg 02belleza-ante-el-espejo-boldinib.jpg 05madame-georges-hugo-bolsini.jpg 06la-carta-boldini.jpg
  
07joven-con-flores-boldini.jpg 07la-banda-negra-baldini.jpg 10josephina-alvear-de-errazuriz-boldini.jpg 12la-princesa-anastasia-de-grecia-boldini.jpg 23la-senora-juillard-de-rojo-boldinibl.jpg
  
 14la-toilette-boldinib.jpg 16desnuda-sobre-la-cama-boldinib.jpg 11desnudo-boldinib.jpg
  
04hombre-en-la-iglesia-boldinib.jpg 13mujer-con-su-gato-boldinib.jpg 15desnudo-sentada-boldinib.jpg
  
Siente gran atracción por las reuniones en los salones elegantes de la aristocracia y la alta burguesía, actividad que desarrollará toda su vida. A esas clases sociales, a su gusto por lo académico y a su inclinación por el retrato, dedicará gran parte de su obra. En 1866 viaja a Nápoles y en 1867 viaja por Francia y Montecarlo, donde pinta El General español -1-, obra dotada de una profunda psicología.
   
El General español -1- -1- 
  
Poco después se instala durante una temporada en Londres, invitado por William Cornwallis-West, conocido en Florencia, quien pone a su disposición un estudio en el centro de la ciudad, lugar muy frecuentado por la alta sociedad.
  
 17marie-louise-herouet-boldini.jpg 18el-vestido-rosa-boldinib.jpg 19lina-bilitis-con-su-pequines-boldinib.jpg 29la-espanola-del-moulin-rouge-boldinib.jpg
  
18figura-femenina-boldini.jpg 27mrs-howard-jouhston-dolly-bair-boldinib.jpg 20lina-cavalieri-boldini.jpg 24la-senorita-de-gillespie-la-dama-de-biarritz-boldini.jpg
  
25rita-de-acosta-lydig-boldinib.jpg 26la-marquesa-luisa-casati-boldinib.jpg 28la-senora-pages-boldinbi.jpg 32gladys-deacon-boldinib.jpg 
  
 56alice-regnault-boldinib.jpg 33la-condesa-zichy-boldinib.jpg 34dama-con-su-perrito-boldinib.jpg 73emilia-concha-de-la-ossa-con-abanico-de-plumas-boldinib.jpg
  
Sin embargo, será París la capital que escogerá para desarrollar su carrera. Allí se instala en 1871, tomando como estudio definitivo uno situado en la Place Pigalle, donde vive con la modelo Berthe. Su estilo deslumbrante sedujo a las damas de más prestigio de la capital. Boldini se hizo amigo de  Edgar Germain Hilaire Degas -2- ,  pintó retratos de sus contemporáneos como John Singer Sargent -3- , John Singer Sargent con su bastón -4-  y Joaquín Ruano – 5- 
  
Edgar Germain Hilaire Degas -2- -2-  
  
John Singer Sargent -2- -3-
  
John Singer Sargent con su bastón -3- -4-
  
Joaqu�n Ruano - 4- -5-
  
Trabaja para el más importante marchante de arte parisino, Goupil, para quien ya trabajan pintores de mucho éxito, tales como Mariano Fortuny o Ernest Meissonier. Pinta una serie de cuadros de género, de ambiente dieciochesco, muy en boga por aquel tiempo.
  
 38mujer-al-piano-boldinib.jpg 37la-modelo-y-el-maniqui-boldinib.jpg 39la-hamaca-boldinib.jpg
  
42conversando-boldinib.jpg 45en-el-jardin-boldinib.jpg 54-omnibus-en-la-plaza-de-pigall-boldinib.jpg
  
21cruzando-la-calle-boldinib.jpg 110leyendo-en-el-salon-boldinib.jpg 126momento-tranquilo-boldinib.jpg 86el-sombrero-amarillo-boldinib.jpg
  
50-figura-femenina-en-el-parque-boldinib.jpg 51el-sena-en-bougival-boldinib.jpg 52monmartre-boldinib.jpg

En 1874 expone con gran éxito en el Salón de París su cuadro Las Lavanderas -6-.  Termina su relación con Berthe e inicia una nueva con La condesa Gabrielle de Rasty -7-, quien se convertirá en su musa y en su referencia para el nuevo ideal femenino que quería llevar a sus cuadros. Es cada vez más solicitado por la alta sociedad, por el “bel mondo” de su tiempo. Empieza a ser considerado como “el maestro de la elegancia” por lo exhuberante y favorecedor de sus retratos, su brillante colorido y la sensualidad con la que inmortalizó a las grandes figuras de la sociedad parisina y londinense de la Belle Époque.
  
Las Lavanderas -2- -6-
  
La condesa Gabrielle de Rasty -3- -7-
  
En 1886 retrata por primera vez a Giuseppe Verdi -8- en lienzo, pero no satisfecho con el resultado lo vuelve a retratar tiempo después al pastel sobre papel en solo cinco horas. Es quizás su obra más célebre e imagen ya inseparable de la figura histórica del compositor italiano.
  
Giuseppe Verdi -3- -8-
  
Tras conocer la obra del pintor sueco Anders Zorn, a partir de los años 90 acomete pinturas de gran formato. En 1892 vuelve a Italia, instalándose en Montorsoli, dedicándose a la realización de un  Autorretrato -9- encargado por el Museo degli Uffici. Vuelve a París para dar clases de pintura a la joven rica norteamericana Ruth Sterling.
  
Autorretrato -4- -9-
  
En 1900 lo encontramos en Palermo para pintar el retrato de La baronesa Franca Florio Jacona de San Giuliano -10- de quien es huesped. Sin embargo, el retrato no gusta la marido de la baronesa por el amplio escote y las piernas descubiertas. Modificado, tras la bancarrota de los Florio pasa a pertenecer en 1928 al barón de Rothschild por la enorme suma de un millón de liras. Robado por los nazis en París, el cuadro sufrió importantes daños en Alemania, tanto que fue necesario cortar la parte inferior.
  
La baronesa Franca Florio Jacona de San Giuliano -5- -10-
  
En 1914 pinta uno de sus cuadros más conocidos: Retrato de la marquesa Luisa Casati -11-, obra de una belleza intensa, casi estremecedora. Las pinceladas rápidas, de tipo impresionista, reflejan la energía rutilante de un personaje fuera de lo común. La marquesa Casati, rica heredera italiana, reconocía abiertamente su bisexualidad, celebraba fiestas por todo lo alto y se dejaba ver frecuentemente por Venecia llevando dos guepardos con correa. Aquí parece sobresalir del torbellino de líneas de su vestido y del fondo, con una cara que constrasta fuertemente con el resto del cuadro por su finura de detalles y el realismo tanto del modelado como de los tonos rosados de la carne.
  
Retrato de la marquesa Luisa Casati -10- -11-
  
Tras una vida llena de éxitos y plagada de relaciones sentimentales, Boldini se casa con la periodista Emilia Cardona, con la que sólo vivirá dos años pues Boldini fallecerá en París en 1931.
  
35francesco-boldini-boldinib.jpg 36henri-gauthier-villars-boldinib.jpg 40la-sensualidad-boldinib.jpg 41la-sombrilla-roja-boldinib.jpg
  
41-puerta-de-montmartre-boldinib.jpg 46vista-de-venecia-boldinib.jpg 49-las-hermanas-laskaraki-boldinib.jpg
  
43-la-condesa-de-martel-de-janville-boldinib.jpg 44donna-franca-florio-boldinib.jpg 47alaide-banti-boldinib.jpg 48el-pajar-boldinib.jpg
  
53paseo-fluvial-boldinib.jpg 57alaide-banti-en-el-jardin-boldinib.jpg 58cabeza-de-caballo-blanco-boldinib.jpg 61columnas-de-versalles-boldinib.jpg
  
59bailando-boldinib.jpg 63robert-montesquiou-boldinib.jpg 64estatua-del-parque-de-versalles-boldinib.jpg 65elcardenal-del-bernini-en-la-habitacion-del-pintor-boldinib.jpg
  
55periferia-de-paris-boldinib.jpg 67selvaggina-in-grigio-boldinib.jpg 68ibis-en-el-paraiso-rosa-boldinib.jpg
  
69autorretrato-a-los-69-anos-boldinib.jpg 70angeles-boldinib.jpg 72la-senora-rejane-con-cagnolino-boldini.jpg
  
77giovanetta-errazuriz-boldinib.jpg 74carro-en-la-puerta-de-asnieres-boldinib.jpg 76el-pintor-johnlewisbrown-y-familia-boldini.jpg 
  
78peter-harrison-boldinib.jpg 79ernest-ange-duez-boldinib.jpg 82la-senora-colin-campbell-boldinib.jpg
  
80la-senorita-bell-boldinib.jpg 81la-bailarina-anita-de-la-ferie-boldinib.jpg 88toulouse-lautrec-boldinib.jpg 84la-cantante-boldinib.jpg  
  
83rosas-boldinib.jpg 89vincenzo-cabianca-boldini.jpg 99emanuele-muzio-boldini.jpg
  
100chez-maxims-boldini.jpg 101las-lilas-boldini.jpg 102marthe-bibesco-boldini.jpg 103la-princesa-de-caraman-chimay.jpg
  
104nocturno-montmartre-boldini.jpg 105mary-donegan-boldini.jpg 106florence-phillips-boldini.jpg
  
107bruna-in-abito-da-sera-boldinib.jpg 108la-dama-del-sombrero-negro-boldini.jpg 109paseo-de-verano-boldini.jpg 98-la-condesa-g-tempestini-boldinib.jpg
  
90georges-de-belliob.jpg 91henri-rochefort-boldinib.jpg 92la-princesa-radziwill-boldini.jpg
  
114joven-boldinib.jpg 93diego-martielli-in-castiglioncello-boldini.jpg 94diego-martelli-boldinib.jpg
  
95diego-martelli-con-su-perro-boldinib.jpg 96duque-marlborough-singer-sargent-y-familia-boldinib.jpg 116la-pianistab.jpg 111pura-elegancia-boldinib.jpg
  
 112el-abanico-negro-boldinib.jpg 113generoso-escote-boldinib.jpg 118el-arte-del-conocer-boldinib.jpg 127miss-bell-boldinib.jpg
117rosina-pisani-boldinib.jpg 119manos-de-mujer-boldinib.jpg 120el-bosque-boldinib.jpg
  
121el-perrito-de-la-dama-boldinib.jpg 122ramito-de-pensamientos-boldinib.jpg 123primavera-boldinib.jpg
  
 128la-pluma-roja-boldinib.jpg 129emiliana-concha-de-la-ossa-con-capa-boldinib.jpg 130lawrence-alexander-harrison-boldinib.jpg
  
131el-conde-rasty-boldinib.jpg 132el-sombrero-negro-boldinib.jpg 133emiliana-concha-de-la-ossa-boldinib.jpg 134en-el-estudio-boldinib.jpg
  
135la-duquesa-consuelo-de-marlborough-con-su-hijo-ivor-spencer-churchill-boldinib.jpg 138sarah-bernhart-boldinib.jpg 136la-senora-de-el-doyen-boldini.jpg 137la-senora-max-boldinib.jpg
  
139el-vestido-rojo-boldinib.jpg 141sentada-en-el-jardin-boldinib.jpg 142la-condesa-ritzer-boldinib.jpg 143fuegos-artificiales-boldinib.jpg
  
 144desnudo-de-mujer-boldinib.jpg 145mujer-sensual-boldinib.jpg 140sensualidad-boldinib.jpg
  
146estudio-de-una-mesa-boldinib.jpg 150dibujo-de-sara-bernhardt-boldinib.jpg 149bruna-en-la-cama-boldinib.jpg
  
148por-detras-boldinib.jpg 152bailarines-boldinib.jpg 147estudio-boldinib.jpg
  
  

Eugene von Blaas (Italia, 1843-1931)

Posted in von Blaas with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on febrero 17, 2008 by Ninona
  
eugene-von-blaas.jpg  
  
Eugene von Blaas o de Blaas nació en Albano (Roma) de padres austríacos. Fue hijo y discípulo del pintor vienés Karl von Blaas, establecido en Italia y especializado en la gran pintura historica. Su hermano menor Julius fue también pintor, dedicado sobre todo a temas de animales y militares.
  
belleza-con-tirabuzones-von-blaas.jpg belleza-de-mujer-von-blaas.jpg belleza-italiana-von-blaas.jpg belleza-joven-von-blaas.jpg
  
belleza-veneciana-en-el-balcon-von-blaas.jpg la-dama-de-la-rosa-von-blaas.jpg mujer-veneciana-von-blaas.jpg belleza-vienesa-von-blaas.jpg
el-chal-amarillo-von-blaas.jpg el-collar-de-coral-von-blaas.jpg el-collar-de-perlas-von-blaas.jpg musette-von-blaas.jpg

Estudió en la Academia de Roma y en la Academia de Venecia. Realizó largos viajes por Italia, Bélgica, Inglaterra y Francia,
estableciéndose definitivamente en Venecia. Fue profesor de la Academia de Bellas Artes de Venecia, ciudad que en aquel tiempo era un centro de atracción para todo tipo de artistas. Fue en Venecia donde von Blaas sobresalió, tomando como tema principal de su obra las descripciones de escenas características de la ciudad: gondoleros, pescadores, vendedoras, siempre con sus trajes populares y enmarcados en la maravillosa y decadente arquitectura de Venecia.
  
el-trabajo-diario-von-blaas.jpg la-aguadora-von-blaas.jpg la-vendedora-de-flores-von-blaas.jpg la-vendedora-de-fruta-von-blaas.jpg lisa-von-blaas.jpg
  
mirada-afectuosa-von-blaas.jpg quien-es-el-primero-von-blaas.jpg recolectando-conchas-von-blaas.jpg vendedora-de-flores-veneciana-von-blaas.jpg vcendedora-de-aves-y-frutas-von-blaas.jpg
  
un-momento-para-pensar-von-blaas.jpg el-placer-von-blaas.jpg la-vendimiadora-von-blaas.jpg la-vendedora-de-granadas-von-blaas.jpg
  
Retrató el encanto y la elegancia de las voluptuosas mujeres venecianas, capturando las maravillosas lineas faciales, centrándose en el tono de su piel, el cabello, el detalle de los encajes, los bordados y otras texturas suaves. Fueron muy populares sus pinturas sobre escenas de galanteos y coqueteos, siendo los más conocidos Coqueteando en el patio -1-Galanteo en la fuente – 2- El coqueteo -3-El pretendiente -4-Galanteando -5-,  y Chismes entre amigas -6- 
  
Coqueteando en el patio -1- -1-
  
Galanteo en la fuente - 2- 2-
  
El coqueteo -3- -3-
  
El pretendiente -4- -4-
  
Galanteando -5- -5-
  
 Chismes entre amigas -9- -6-
  
Utilizaba con gran habilidad tanto el óleo como la acuarela. Su técnica precisa y sus colores brillantes y vibrantes fueron muy admirados.
  
coqueteos-von-blaasb.jpg el-nuevo-pretendiente-von-blaasb.jpg en-el-balcon-von-blaasb.jpg bellezas-venecianas-von-blaas.jpg
  
buenas-noticias-von-blaas.jpg carta-de-amor-von-blaas.jpg compartiendo-correspondencia-von-blaasb.jpg el-balcon-von-blaasb.jpg
  
criaturas-de-dios-von-blaasb.jpg dos-ninos-von-blaasb.jpg el-adios-von-blaas.jpg pensamientos-lejanos-von-blaasb.jpg
  
coqueteando-en-el-balcon-von-blaasb.jpg galanteando-con-la-musica-von-blaasb.jpg la-pesca-del-dia-von-blaasb.jpg
  
en-el-agua-von-blassb.jpg en-la-playa-von-blaasb.jpg la-carta-von-blaasb.jpg la-inocencia-von-blaasb.jpg
  
la-fisgona-von-blaasb.jpg la-quesera-von-blaasb.jpg nino-von-blaasb.jpg sonando-con-el-futuro-von-blaas.jpg
  
Murió en Viena.
  
chismes-von-blaasb.jpg la-coqueta-von-blaasb.jpg retrato-de-mujer-von-blaasb.jpg

Albert Anker (Suiza, 1831-1910)

Posted in Anker with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on febrero 16, 2008 by Ninona
  
  
 albertanker.jpg  
  
El pintor Albert Anker nació en Anet (Ins en alemán), una comuna suiza en el canton de Berna, situada en el distrito de Erlach. Era el doceavo hijo de un veterinario. Sus primeros estudios de dibujo los realizó en 1845 en casa de Louis Walhinger, pero en ese momento apenas se distinguió de los demás alumnos.
  
bordando-anker.jpg dora-luthy-ankerb.jpg el-domino-ankerb.jpg
  
ninas-tricotando-anker.jpg hacia-el-colegio-anker.jpg retratonina-anker.jpg
  
tomando-el-te-ankerb.jpg trenzandose-el-pelo-ankerb.jpg pequena-tricotando-ankerb.jpg
  
En 1851 empieza sus estudios de teología en la Universidad de Berna y de Halle (Alemania). A finales de 1853 pide permiso a su padre para interrumpir el curso y ponerse a pintar, quien le autoriza, en inmediatamente marcha a París, ciudad que le había entusiasmado a raíz de un viaje que hizo en 1851. Fue alumno del pintor suizo Charles Gleyre, que como muchos otros artistas helvéticos de habla francesa  se había instalado en la capital francesa. Entre 1853 y 1860 frecuenta la Escuela Imperial de Bellas Artes, donde había estudiado Pierre Auguste Renoir. Anker iba a pertenecer a esa gran cantidad de artistas suizos que estaban trabajando en Europa, forjando una carrera lejos de su país.
  
En 1861, como todos los pintores de su época, se siente atraido por Italia. En 1864 se casa con Anna Ruefli, de Langnau, con la que tuvo seis hijos. La pareja pasa el invierno en París y el verano en Anet. Fue por esa época cuando empezó a labrarse una fama de pintor de retratos de niños. Pintó a sus hijos Louise, Marie, Maurice, Cécile, Rudi en varios de sus cuadros, siendo los más conocidos Mi hija Louise -1-, Maurice con la gallina -2- ,  Louise y su muñeca -3- y Rudi comiendo -4-.
  
Mi hija Louise -1- -1-
  
Maurice con la gallina -2- -2-
  
Louise y su muñeca -3- -3-
  
Rudi comiendo -4- -4-
  
En 1869, Albert Anker empieza a hacer proyectos para el ceramista Théodore Deck, para quien realizaría en el curso de los años más de 300 dibujos para lozas. Hacia 1870 diversificó su vida social, siendo diputado del Gran Consejo del canton de Berna. Trabajó para las revistas Le Magasin Pittoresque y La Revue Suisse des Beaux-Arts. En 1878, organizó la sección suiza de la Exposición Universal de París, tras la cual fue nombrado Caballero de la Legión de Honor.
  
dulces-suenos-ankerb.jpg el-carrito-ankerb.jpg el-hermanito-ankerb.jpg
  
convaleciente-con-sus-munecas-ankerb.jpg el-hospicio-ankerb.jpg el-paseo-de-la-escuela-ankerb.jpg
  
la-cancion-ankerb.jpg la-nina-de-las-frambuesas-anker.jpg sueno-en-el-granero-anker.jpg
  
En 1890 renuncia a su domicilio parisiono para vivir únicamente en Anet: deseaba vivir en un ambiente tranquilo, pues la vida en la ciudad ya no le aportaba lo que buscaba, que no era otra casa que la paz absoluta de su ciudad natal. En 1900, la Universidad de Berna le concedió el título de Doctor Honoris Causa.
  
el-collarcito-rojo-ankerb.jpg el-rey-de-la-casa-ankerb.jpg el-recien-llegado-ankerb.jpg
  
la-sonrisa-ankerb.jpg pelando-patatas-ankerb.jpg la-pizarra-ankerb.jpg
  
tejiendo-ankerb.jpg el-paseo-anker.jpg las-marionetas-anker.jpg 
  
el-bosque-ankerb.jpg calvin-anker.jpg carino-de-padre-ankerb.jpg el-vagabundo-ankerb.jpg
  
La mayoría de cuadros de Anker, aunque suizos en esencia, no estarían fuera de lugar con los de los artistas de la escuela de Barbizon en Francia o el arte victoriano de Inglaterra. Naturaleza muerta con vino y castañas – 5- parte de una interpretación casi analítica de superficies y objetos, para transmitir el poder expresivo de cosas cotidianas. El lúgubre fondo hace destacar a la perfección la jarra de vino luminosa y la copa. En primer plano, un plato de castañas descansa sobre el mantel de hilo. Desprovisto de artificios, el artista explora la cualidad de la luz y el volumen, y traiciona las influencias holandesas y de Caravaggio. En el arte suizo se apreciaba la precisión de la plasmación, sobre todo en las naturalezas muertas, además de un escaso formalismo, y un sentido de la artesanía y el ingenio visual. Como género, las naturalezas muertas pueden considerarse un punto de partida para un análisis amplio de la relación entre la alegoría y el naturalismo. Las naturalezas muertas de Anker presagian a los expresionistas del siglo XX.
  
Naturaleza muerta con vino y castañas - 4- -5-
  
Este tema, además del de los niños, era el más trabajado por el artista. Entre otros títulos de esta temática podemos encontrar Café y Brandy -6-Café con leche – 7-El café -8-El té -9-La langosta -10- y  Té y jerez -11-.
  
Café y Brandy -5- -6-
  
Café con leche - 6- -7-
  
El café -7- -8-
  
El té -8- -9-
  
La langosta -9- -10-
  
Té y jerez -10- -11-
  
Es tal vez el artista que mejor supo pintar el principio y el fin de la existencia humana. Anker no se detuvo en la edad adulta, sino que supo retratar con precisión la inocencia en la mirada del niño y la serenidad, la aceptación del anciano y el paso del tiempo.
  
la-abuela-ankerb.jpg leyendo-al-abuelo-ankerb.jpg el-escritor-anker.jpg
  
el-solitario-anker.jpg nino-con-libro-ankerb.jpg pompas-de-jabon-ankerb.jpg
  
tricotando-en-el-hogar-ankerb.jpg tejiendo-en-rojo-ankerb.jpg la-reine-berthe-ankerb.jpg
  
Fueron muy conocidos también sus cuadros de escenas en escuelas rurales, como Escuela rural de la Selva Negra -12-, Escuela rural -13- y El examen -14-,en los que se muestran a los niños de una clase y a sus profesores en actitudes de la vida cotidiana en la escuela. Son cuadros de gran realismo. 
  
Escuela rural de la Selva Negra -12- -12-
  
Escuela rural -13- -13-
  
El examen -14- -14-
  
Asimismo son muy famosos sus cuadros El bautizo -15- y La salida de la iglesia -16-: en el primero muestra la salida de un bautizo en un ambiente rural (la hermana mayor con el pequeño en brazos y detrás a los padres orgullosos del evento); y en el segundo muestra a una dama saliendo de una iglesia enjoyada y con ricos ropajes, mientras da limosna a los mendigos que la esperan.
  
 El bautizo -15- -15-
  
La salida de la iglesia -16- -16- 
  
Albert Anker fue mejor dibujante que colorista, y sus pinturas permanecen intactas en su ingenuidad y su sentimiento.
  
nina-tricotando-con-cestito-ankerb.jpg  entierro-de-un-nino-ankerb.jpg vendedor-de-texidos-ankerb.jpg 
  
xfirmadelartista.jpg
  
tallerdelartista.jpg El pintor en su taller
  
anker-y-modelo.jpg El pintor y su modelo
  
casaytalleranker.jpg Casa y taller del pintor en Anet o In

Algunos pintores chilenos

Posted in González Escobar, Lira Rencoret, Valenzuela Llanos, Valenzuela Puelma with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on febrero 1, 2008 by Ninona
  
He tenido frecuentes visitas de una amiga de Chile, país que he visitado dos veces y que admiro profundamente. En diversos mensajes que he recibido de ella me ha descubierto algunos pintores chilenos que no conocía: hay tanto por conocer aún…  Por ello, y aprovechando la iniciativa de mi amiga, me he decidido por incluir un pequeño post sobre pintores de aquella hermosa tierra, una cosa testimonial como simple señal de agradecimiento a una amiga tan lejana de España, pero al mismo tiempo tan cercana a mí. El arte no conoce de espacio ni de tiempo. Espero que te guste, Verónica.
  
  
  
Alfredo Valenzuela Puelma (Chile, 1856-1909)
   
valenzuelapuelma.jpg
  
Nace en Valparaíso en el año 1856. Cumple sus estudios de arte en la Academia de Pintura, bajo la tutela de los maestros Ernesto Kirchbach y Juan Mocchi. Su educación académica, que influyó mucho en sus primeras obras, pronto dio paso a una personalidad independiente. Alfredo Valenzuela perteneció al llamado “Grupo de los Cuatro Maestros”, que junto a Pedro Lira, Juan Francisco González y Alberto Valenzuela Llanos movilizaron el mundo del arte chileno a caballo entre dos siglos. Por ello el grupo es también conocido como la “Generación del Medio Siglo”, que incluía a los artistas nacidos en la década de 1850.  
  
Hacia el año 1881 parte para París, becado por su Gobierno. El entorno que le rodeó lo describe como un personaje activo y profundamente vitalista. En París aprende las técnicas de pintores de la talla de Ribera, Julio Bretón, Rembrandt y Tiziano.
  
En 1885, con la lección aprendida, regresa a Chile. De ese mismo año es su obra La perla del mercader -1- que queda expuesta en el Salón de París, adonde retorna en 1887 con una nueva beca.
  
La perla del mercader -1- -1-
  
El final de la década del los 80 del siglo XIX es el gran momento de la pintura de leyenda parisina: es el tiempo de Tolouse Lautrec, de la bohemia de Montmartre o de Gaugin huyendo hacia Panamá y La Martinica.
  
Desarrolla como tema el desnudo femenino, el cual utiliza como un factor de estilización. Un buen ejemplo es La Ninfa de las cerezas -2- que representa el punto central de su creación en ese momento. La obra respira un lirismo sublime, una poética no exenta de cotidianidad, una naturaleza muerta recogida en el seno de la vida que evoca el desnudo femenino. Otras obras que ejemplifican esto son “La Magdalena” o “Náyade cerca del agua”.
   
La Ninfa de las cerezas -2- -2- 
  
Dejando de lado el desnudo, otros temas que aparecieron en sus obras fueron la figura humana y el retrato, motivos paisajísticos tocados por el Impresionismo, naturalezas muertas, temas orientales y religiosos.
  
Se dice que es su hijo menor, Alfredo, fue su modelo para La lección de geografía -3- una de sus obras más conocidas, y su otro hijo, Rafael, posó para su retrato Mi hijo Rafael -4-. Su única hija murió a los pocos meses de nacer.
    
La lección de geograf�a -3- -3- 
  
Mi hijo Rafael -4- -4- 
  
Su último viaje a París lo realiza en 1907, sin beca y por sus propios medios. En esta ocasión trabajó en actividades no relacionadas con el arte. Su vida empezó a deteriorarse física y mentalmente, acabando sus días en 1909 ingresado en un sanatorio mental en Villejuif, un pueblo cercano a París.
  
calleconcepcionvalenzuela.jpg elninofezvalenzuela.jpg sobrelaalfombravalenzuela.jpg lamamafelizvalenzuela.jpg
  
floresenelcaminovalenzuela.jpg lasiestavalenzuela.jpg valenzuela-puelma1.jpg
  
ninaconvestidoamarillovalenzuela.jpg sevillanafumandovalenzuela.jpg elpequenoalmirantevalenzuela.jpg desnudomasculinovalenzuela.jpg
  
sevillanavalenzuela.jpg jarronymantasevillanavalenzuela.jpg saliendodecazavalenzuela.jpg
  
  
Alfredo Valenzuela encumbró la pintura chilena de fines del siglo XIX a cotas inéditas hasta el momento. Igualó en perfección a cualquier artista de su generación, ya fuera en América como en Europa. Chile se asomó al mundo gracias a pintores como él. Partiendo de un academicismo del que fue un verdadero maestro, llevó su arte a la genialidad sin perder el pie de las influencias de los pintores renacentistas y barrocos de los siglos XVI y XVII.   
  
  
  
Juan Francisco González Escobar (Chile, 1853-1933)
   
fotodelartista1.jpg
  
Nació en Santiago de Chile el año 1853 en el seno de una familia de comerciantes. Su primer maestro fue el pintor Pedro Lira, y pasó por la Academia de Pintura y, como su compañero de generación Alfredo Valenzuela y otros tantos grandes pintores, recibió las enseñanzas de Ernesto Kirchbach y Juan Mocchi.
  
fotodelartista3.jpg
  
En un entorno plagado de influencias, motivos y escuelas que revolucionaron el mundo del arte (Romanticismo, Impresionismo, Naturalismo, Realismo…), González Escobar tomó partido por una rabiosa independencia y una escapada constante hacia adelante.
  
Retrato del artista pintado por Valenzuela Puelma Retrato del artista pintado por Valenzuela Puelma 
  
Recién salido de la Academia emprende un viaje por Perú y Bolivia, cuyos paisajes y temas influirán en su arte largamente. Calle de San Fernando -1-  representa el tipo de trabajo que evocaban esos viajes. Pronto, y pese a su juventud, empieza a recibir premios, y en 1884 acepta un trabajo de profesor de dibujo en el Liceo de Hombres de Valparaíso.
  
Calle de San Fernando -1- -1-
  
Como tantos otros pintores, viaja en 1887 a París para ampliar estudios, y recorre Holanda, Italia y España. Visitó muchos museos, comisonado por su país para estudiar la organización, y cuyas obras de autores clásicos y modernos dejaron huella en su persona y su arte. De ese primer viaje a Europa quedó la costumbre de pintar sin cesar los lugares que visitaba, costumbre que mantuvo durante su segundo viaje en 1896 y su tercero en 1904, momento en que, en su estadío por España, conoce a Sorolla, con quien entablará una profunda amistad. 
  
En sus obras Calle de Limache -2- o Monumento a O’Higgins -3- podemos observar su gusto por la pincelada rápida y gruesa tan cercana al Impresionismo.
  
Calle de Limache -2- -2-
  
Monumento a O’Higgins -3- -3-
  
Formó parte del llamado Grupo de los Diez, pero mantuvo siempre una independencia artística que cultivaba como motor de su carrera artística. Nunca quiso pertenecer a ningún movimiento, a ninguna escuela…; cultivó una autonomía de la que hacen gala sus obras.
  
calledemelipillagonzalez.jpg carretelasenlavegagonzalez.jpg clavelessobrelahierbagonzalez.jpg
  
jarrondeporcelanayfloresgoznalez.jpg rosassilvestresgonzalez.jpg tresrosasgonzalez.jpg
  
limachitogonzalez.jpg hongosgonzalez.jpg augusto-dhalmargonzalez.jpg
  
  
  
Pedro Lira Rencoret (Chile, 1845-1912)
  
  lirarencoret.jpg
  
Pese a estudiar leyes, el mundo del arte empujó a Lira a emprender una carrera pictórica que comenzó con sus clases en la Academia de Pintura en 1961, donde dejó huella. Durante diez años (de 1872 a 1882) vivió y estudió en París. Las técnicas que aprendió en Chile las reforzó y amplió al calor de los grandes maestros franceses, como Delaunay y Laroche, de quienes tomó el impulso hacia temáticas históricas y mitológicas tan cercanas al neoclasicismo imperante. Ejemplo de esta temática es su obra más conocida, La fundación de Santiago -1-, imagen mitificada y heróica del pasado de la ciudad de origen de Lira.
    
La fundación de Santiago -1- -1-
  
La importancia de este aprendizaje europeo radica en la asimilación de una concepción mitificada de la historia, idea que trajo consigo, muy enriquecida, en su vuelta definitiva a Chile
  
lasiestalira.jpg mujerconsombrillaeneljardinlira.jpg elninoenfermolira.jpg
   
lacartalira.jpg damafrentealespejolira.jpg lamujerdelosalfilereslira.jpg ninaconpanuelolira.jpg
  
De su retorno a Chile permanece su figura dominante en los ambientes artísticos del país, su influencia y su magisterio sobre tantos artistas que marcaron junto a él la época más floreciente de la pintura chilena. Ensayista agudo, crítico fino, Lira organizó innumerables exposiciones y actos relacionados con la promoción artística, sin nunca abandonar el ejercicio de su obra. El Museo Nacional de Bellas Artes es el resultado de su empeño como promotor.
  
bodegonconfrutaslira.jpg bodegonfrutaslira.jpg elestanquelira.jpg
  
elninoenfermolira.jpg elvallecentrallira.jpg lacampinafrancesalira.jpg
  
mujerconsombrillalira.jpg parquecousinolira.jpg mujerfrenteelbalconlira.jpg
  
contraluzlira.jpg enedaddemerecerlira.jpg la-cartadeamorlira.jpg lecturainterrumpidalira.jpg
  
Como profesor de la Academia de Pintura durante más de treinta años, Lira defendió una postura academicista en todos los frentes, ya sea el teórico como el práctico, frente a todos aquellos nuevos aires que proclamaban la liberación del artista, la autonomía del hombre como creador de su propia obra. Siempre en disputa con el Impresionismo, Lira vivió un tiempo convulso, un ambiente en constante dialéctica, donde Lira fraguó una obra que mantuvo un difícil equilibrio entre el clasicismo académico y la presencia de su personalidad imponente en cada uno de sus cuadros.
  
  
  
Alberto Valenzuela Llanos (Chile, 1856-1909)
  
valenzuela.jpg
  
Esa difícil lucha entre lo académico y lo independiente se percibe también en Valenzuela Llanos. Algo más joven que otros miembros de su generación, el aire de su obra (paisajística en su mayor parte) nos retrata a un hombre solitario frente al lienzo, en constante diatriva con sí mismo más que con sus contemporáneos. Alejado de los ambientes artísticos chilenos, Valenzuela Llano expoloró como pocos la aislada y serena creatividad de los paisajes.
  
valenzuelallanos.jpg
  
Pese a tener que ganarse la vida desde muy joven en trabajos al margen de la pintura, pronto se trasladó de su Valparaíso natal a Santiago para entrar en la Escuela de Bellas Artes (1887), para empezar a despuntar entre sus compañeros como un artista de personalidad acusada. La política de becas del Gobierno chileno también le alcanzó, pudiendo marchar a Europa en el año 1901, donde amplió estudios en importantes instituciones y donde asimiló el modernismo que imperaba en ese tiempo. De esa época son su cuadros Venecia -1- y Vista del Gran Canal -2-.
  
 Venecia -1- -1-
  
Vista del Gran Canal -2- -2-
  
Su gran dedicación y unos resultados más que excelentes le permitieron renovar varias veces la beca y así permanecer en la capital frances apara continuar con su ascenso personal y artístico. El impresionismo y el Postimpresionismo consiguieron hacerse sitio en su estilo. A su vuelta desarrolló una influyente actividad docente en diversas escuelas, pero sobre todo en la de Bellas Artes, desde cuya cátedra aleccionó brillantemente a la siguiente generación de artistas chilenos.
  
 atardecerenquebradalollolvalenzuela.jpg calleantiguadelimachevalenzuela.jpg paisajeconcordilleravalenzuela.jpg
  
 paisajedelollolvalenzuela.jpg valparaisoen1895valenzuela.jpg riveradelmapochovalenzuela.jpg
  
Su relevancia no quedó constreñida a las fronteras de Chile. Vivió largas temporadas en París, y el Gobierno francés llegó a entregarle la Cruz de Caballero de la Legión de Honor mientras que era aceptado como miembro de la Sociedad de Artistas Franceses. En los Estados Unidos recibió diversos honores.
  
aorillasdelmarnevalenzuela.jpg paisajeconmanzanillasvalenzuela.jpg paisajedeinviernovalenzuela.jpg
  
El arte de Valenzuela Llanos pertenece a la luz. Cultivó diversas temáticas, pero ninguna como el paisajismo. Su pintura densa y abierta contiene todos los matices de la luz, de los colores…, parecen vivas. En  Paisaje Lo Contador -3- , vemos cómo se abre, poderosa y henchida de volumen, una pincelada llena de luz, de lenguaje, que sumadas en un collage dan la apariencia de la vida misma. Tiene el control de lo que hace; cada gesto con el pincel en la mano, cada movimiento hecho al aire libre, plasma la viveza, la experiencia, de quien no sólo quiere ser espectador del horizonte, sino que quiere vivirlo, pintarlo, ser parte de lo que observa.
  
Paisaje Lo Contador -3- -3-
  
paisajelocontadordetalle1.jpg Detalle -1-
  
paisajelocontadordetalle2.jpg Detalle -2-